Make your own free website on Tripod.com

Etnias del territorio

Podemos intentar un esquema aproximado:

      Al Norte de la provincia y en dirección noroeste hacia el sur se hallaban los grupos raciales de origen amazónico y base cultural guaraní, constituidos en orden de ubicación por: tonocotés, vilelas, mataráes, tobas y mocovíes, y más abajo , los guaycurúes, abipones, sanavirones y querandíes.

      Por el noroeste y de allí hacia el sudoeste, se encontraban diversos agrupamientos de ándidos: juríes (más al centro interior), cacanes, capayanes y comechingones, éstos últimos similares a los sanavirones, limítrofes con el actual territorio cordobés. Algunos autores sostienen el común signo diaguita de estas comunidades, en las cuales al igual que los yuguitas, se formaban provincias tributarias ó adversas entre los grupos menores.

      Entre las tribus chaqueñas del norte se pueden subagrupar a los matacos y mataguayos, de hábitos pescadores y meleros, por su afincamiento cerca de las aguas y bosques del complejo de los ríos Salado y Bermejo. Y estaban los lules trasladados a Tucumán en el siglo XVIII.

      Pero es indudable que el grupo predominantes fue el de los juríes, no sólo porque se extendieron en toda la parte central del territorio santiagueño hasta llegar a formar un poderoso núcleo cultural y social en la mesopotámia de los ríos Dulce y Salado, sino debido a la importancia alcanzada como receptores de la organización político-cultural incaica. Se ha sostenido de ese modo que el área santiagueña del Tucumán incaico abarcaba esta precisa región mesopotámica donde la comunidad jurí se subordinó al vasallaje de los Incas adoptando su lengua, convertida luego en un poderoso vínculo de unidad. (Precisamente en lengua de los Incas, Tucumán proviene de la palabra Tucma, "a donde termina" -refiriéndose al impero).

Siguiente