Make your own free website on Tripod.com

Los Juríes

      Los Juríes eran étnicamente diaguitas y, según Lizondo Borda, "...llamábase al Tucumán indistintamente País de los Juríes ó País de los Diaguitas". Los Juríes serían así una denominación localizada en Santiago del Estero, por razones fonéticas y la corrupción sufrida al pasar al español el nombre popular del avestruz: suri ó zuri. En la incapacidad de repetirlo con la misma propiedad lingüística de los indios, que aún perdura en el habla santiagueña, a través de una peculiar pronunciación de la SCH, los españoles la tradujeron en J, y llamaron así a los campos llenos de avestruces, con cuyas plumas se vestían los indígenas, ó se inspiraron en los hábitos cazadores de estos indios cubiertos por el plumaje del suri para engañar a los animales selváticos y cazarlos fácilmente.

      De la amalgama racial que aconteciera en el citado territorio, entonces, quedó un grupo superior, encontrado por los conquistadores en la base económico-territorial donde establecieron sus primeras ciudades, con tan celosos rasgos telúricos que su ancestro sobrevive hasta la actualidad en el reducto idiomático y costumbrista de la región. Es indudable que fue la consecuencia de hábitos culturales superiores en una comunidad pacífica y sedentaria. Vivían en aldea ubicadas a escasa distancia unas de otras, y ese desarrollo explica su persistencia en el alma tradicional del pueblo santiagueño. Así obtuvo esa peculiar característica de "isla filológica" dentro del país castellano, como le llamó Ricardo Rojas a su condición bilingüe y a la conservación del quichua en el habla popular, ya desaparecido en otras regiones después de la conquista hispana.

Siguiente